11.04.2018

Espíritu de Montjuïc 2018 (primera parte)

Tal como habia anunciado, comienza aquí mi crónica del fin de semana vivido intensamente y que me ha llevado a recorrer cerca de 2.000 km al volante de mi fiel Volkswagen. Son tantísimas las fotos que llegué a tomar que se me hace muy difícil escoger entre todas para ilustrar mi periplo por el Circuito de Montmeló-Barcelona. Así pues, para no saturar demasiado cada post, he decido dividirlo en varias entregas.

El Espíritu de Montjuïc trata de recuperar la esencia de las carreras automovilísticas de los años 50's, 60's y 70's, aunque también hay cabida para los legendarios Grupo C de finales de los 80's y principios de los 90's. En total en esta edición ha pasado más de 220 participantes, la mayoría de una calidad impresionante: desde el exclusivísimo Ferrari 250 "Bread Van" hasta el Mercedes-Benz C11 "ex-Schumacher" pasando por el más que legendario Porsche 917K... Los coches no sólo se exhiben, sino que también salen a la pista para rememorar viejas batallas cuerpo contra cuerpo.

VIERNES, 6 de Abril (1º parte)

La llegada coincidó con el fin de los entrenamientos de todas las categorías así que pudimos entrar libremente en el recinto del Circuit para hechar una ojeada a lo que se cocinaba por el paddock. He de decir que nunca había asistido  a un evento semejante y la primera sensación que recibí fue impactante, pues en un segundo me vi inmerso entre el ambiente de aquellos antiguos "garajistas", como si el tiempo hubiera retrocedido a las épocas en que uno podía estar a escasos centímetros de auténticas joyas (y bestias) de competición mientras los mecánicos se esmeraban en afinarlos al máximo. Sin perder  detalle, pieza por pieza. Un placer para los sentidos, imprescindible para los auténticos apasionados al automovilismo. La casi ausencia de público en aquellos momentos me permitió tomarme mi tiempo con más calma tanto a la hora de sacar fotos como de admirar cada vehículo allí presente. Como en tiempos pasados, lo dicho...

IMG_8679.JPG

Un vetusto autobús Hispano-Suiza nos recibía a la entrada

IMG_8678.JPG

Empezamos por mi época favorita: "THE GREATEST TROPHY"

IMG_8830.JPG

Uno de lo varios Ferrari 250 GT Berlinetta que se presentaron en la categoría "The Greatest" aunque hubo que lamentar la ausencia de un GTO previamente anunciado. Este ejemplar data de 1962.

IMG_8684.JPG

Buenas costumbres que se han perdido con el tiempo: tan simple como una barra y bola de aluminio deslizándose por una rejilla en doble H. El sónido metálico de su movimiento hace un par de décadas que ya no se escucha en los modernos Ferrari, ya todos equipados con sofisticados cambios robotizados. Eficaces pero carentes de personalidad.

IMG_8842.JPG

Porsche RSK 718 RS60  Spyder (1960)

IMG_8685.JPG

Su motor, máxima evolución del concepto primigenio derivado de aquel simple Volkswagen.... Ernst Fuhrmann lo dotó de doble árbol de levas en culata accionados por cascada de engranajes, doble encendido, cárter seco,... La versión de 1960 tenía 1.587 cc capaces de entregar 160 cv/7.800 rpm (¡100cv/litro!)

IMG_8841.JPG

Más Ferrari: 250 GT Berlinetta (1962) junto a  su sucesor, el 275 GTB (1964)

IMG_8694.JPG

Y uno de los platos fuertes del evento: Ferrari 250 GT SWB Drogo "Bread Van" (1962)

IMG_8686.JPG

Este Ferrari es un jemplar único  con una apasionante historia tras de sí: Enzo Ferrari se negó a vender cualquiera de sus 250 GTO para el equipo del Conde Volpi (el Commendatore era todo un personaje... con sus asuntos y enemistades personales) así que Volpi  encargó a Giotto Bizzarrini que preparara para él en exclusiva un Ferrari 250 GT usado. Bizzarrinni había sido uno de los antiguos ingenieros responsables del proyecto GTO original pero en 1961 fue "despedido" por Enzo tras desaveniencias personales (sí, nuevamente el irritante carácter del Commendatore salió a relucir). El chasis del 250 GT original fue profundamente modificado para instalar el motor más retrasado y bajo. Igualmente, el clásico motor V12 de la marca pasaría por una profunda preparación que incluía cárter seco para reducir el centro de gravedad y una nueva batería de 6 carburadores dobles Weber 38 DCN. De la nueva carrocería se encargaría el especialista Piero Drogo que le daría una línea ultrabaja y con una trasera aerodinámica siguiendo los principios de Kamm. Esta trasera tan peculiar le dio el sobrenombre de "Bread Van" hasta el día de hoy. Debutó en las 24 Horas de Le Mans de 1962 aunque se retiró por avería. En dicha prueba demostró tener una velocidad punta 7 km/h superior a la de los 250 GTO oficiales.

IMG_8683.JPG

IMG_8682.JPG

Obra de Bizzarrini también es este espectacular deportivo que recibió su apellido en 1965, el 5300 GT

IMG_8691.JPG

En este caso se recurrió a la fórmula italo-americana: chasis y diseño transalpino con corazón yankee. El propulsor tiene origen Chevrolet Corvette 327 (5.3 litros) pero convenientemente preparado para tener un carácter más agresivo. La versión Corsa presentaba cuatro carburadores Weber dobles y un árbol de levas más cruzado para ofrecer unos 400 brutales caballos.

IMG_8680.JPG

Más refinado y sobrio, como buen alemán: Porsche 904 GTS (1965)

IMG_8697.JPG

La década de 1950's dio auténticas bestias del asfalto pero igualmente bellas. Quizás me deje llevar un poco por la idea romántica que tengo de esta época donde el estilo también formaba parte del rendimiento. Igualmente, la admiración por aquellos pilotos que se aferraban al volante para domar unas máquinas más veloces de lo que nos podemos imaginar. Claro ejemplo de lo que menciono se ve reflejado fielmente en el Maserati 300S de 1957.

IMG_8698.JPG

Impresionantes frenos con tambores aleteados para aumentar la refrigeración. Muy necesarios para detener el empuje de sus 245 cv. Su motor de 6 cilindros en línea y 3.000 cc derivaba del 250F de Fórmula 1.

IMG_8700.JPG

Ferrari 250 GT de 1960

IMG_8835.JPG

El modelo más veterano: Aston Martin DB2 Vantage de 1952

IMG_8829.JPG

Ferrari 250 LM (1965) , el sustituto natural del GTO ya con motor trasero-central, una configuración que tan poca gracia le hacía a Enzo Ferrari pero acabó aceptándola a raíz de los resultados deportivos. A pesar de su denominación númerica (tradicionalmente hacía referencia al volumen  de cada cilindro), el V12 de 320 cv cubicaba 3.3 litros.

IMG_8837.JPG

Tras disfrutar de estas primeras carpas, pasamos a las siguientes donde nos aguardarían más joyas legendarias de otras categorías y décadas. Pero esto lo veremos en el siguiente post.

 

PRÓXIMAMENTE: ESPIRITU DE MONTJUÏC 2ª PARTE (VIERNES II)

Post a comment