20.02.2018

¡Menudo documento!

Cuando uno hace reformas en casa de vez en cuando se encuentra con algún objeto del cual se daba por desaparecido o bien ya había quedado en el más absoluto de los olvidos mentales. Y justamente ayer daba un repaso al contenido de una vieja caja que en su día utilicé para ir guardando aquellas cosas que por alguna u otra razón consideraba ser conservadas, como una especie de cápsula del tiempo. Abrir esa caja ha supuesto un regreso retrospectivo mi época juvenil, aquella donde uno fue tomando cosas de aquí y allá mientras se formaba como persona. Pues bien, una de esas gratas sorpresas que me encontré fue un artículo que escribí sobre la historia del Volkswagen Escarabajo. No es ningún secreto para los que me conocen que desde mi más tierna infancia ya tenía predilección, obsesión mejor dicho, sobre este modelo de automóvil. Ni siquiera me acordaba de este escrito pero lo único que puedo afirmar es que lo hice por mi cuenta y para mí, sin ningún tipo de pretensión más que el tener recopilada "toda" la información histórica sobre el Escarabajo... por puro entretenimiento.

IMG_8631.JPG

Son cuatro páginas (cinco en total si contamos la escueta portada) mecanografiadas con una Olivetti electrónica, ya que por aquel entonces aún no tenía ni ordenador personal ni mucho menos una impresora. Tirando un poco del hilo reconocí que gran parte de la información recopilada aquí la tomé de una revista "Motor Clásico" de 1990 así que posiblemente fuera escrito durante ese mismo año o en los dos siguientes como mucho (a partir de entonces ya tendría una impresora a mi disposición). Es decir, cuando el que aquí presente contaba entre  14 o15 años de edad. Muy alejados de la época actual donde cualquier tipo de dato está al alcance de un simple click de ratón gracias a Internet. Por esa razón antes he entrecomillado el toda pues a día de hoy y con mi actual perspectiva, lo ahí presentado es más bien una introducción básica a lo que sería la historia de este modelo. Incluso incurro en varios errores (por lo tanto, las fuentes originales también estaba equivocadas) hoy  fácilmente desvelables. Pero en 1990 ahí radicaba todo mi conocimiento sobre Volkswagen y me creía que con "eso", ya me lo sabía prácticamente todo ¡ingenuo de mí!. Con el acceso a Internet no sólo como herramienta de búsqueda de información sino también para adquirir  todo tipo de libros especializados  fuera del círculo comercial del país, mi cultura fue creciendo exponencialmente para darme cuenta que aún me queda mucho camino por andar ... pero eso, es otra historia. Como una máxima filosófica clásica, cito al compositor Michel Legrand: Cuanto más vivo, más aprendo. Cuanto más aprendo, más me doy cuenta de lo poco que sé.

Estos folios ya con muestras de vejez y olor a humedad son muestra de como la afición a los Volkswagen comenzaba a forjarse en mi interior. Simplemente, NOSTALGIA.

IMG_8634.JPG

IMG_8636.JPG

IMG_8640.JPG

21:17 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! in REFLEXIONES/EDITORIAL | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

Post a comment