12.11.2017

La Petrolia

Hoy voy a tocar una historia que me emociona ya que en el fondo parte de mi pasión por los vehículos clásicos se debe a una visión romática de la aventura que en ocasiones suponía  ponerse al volante de aquellos vetustos automóviles sobre terrenos complicados. Porque no sólo de gestas deportivas se nutre mi afición. Es el caso de "La Petrolia" de Don Emilio. Esta historia se la debemos a Paulino Díaz que fue recopilando testimonios de vecinos del pueblo de Sotres para compartirlos en su página Escabrales, dedicada a la promoción del concejo de Cabrales.

Entre otros rasgos, Asturias es famosa por su accidentada orografía . Tierra idómita se ha dicho de ella. Los Picos de Europa son representativos de la zona más montañosa de la región y justo en su Macizo Central se encuentra Cabrales. Si bien tradicionalmente la economía se basaba en la ganadería (con su mundialmente reconocido Queso de Cabrales), desde hace décadas es destino turístico para los amantes del alpinismo, la escalada y la naturaleza. Sin embargo ese relieve tan agresivo provocó un aislamiento de esos pueblos, siendo  la vida era muy dura para sus habitantes, sobre todo en época invernal. Incluso a finales del pasado siglo aún existían pueblos asturianos de alta montaña con accesos difíciles, sólo aptos para vehículos 4x4 (¡cuánto hay que agradecerle al Land Rover!) tal como recuerdo en mi infancia allá por los 80's... pero eso es una historia que nada tiene que ver con ésta. Simplemente quiero que se hagan una idea de cuan dura era la vida montañesa en tiempos pasados. Cuenta además la leyenda, que una vecina de Bulnes  al ver por primera vez un automóvil en Arenas (capital de Cabrales y puerta de entrada a los Picos de Europa) regresó a casa exclamando: "Vi un malditu diablu correr y ni caballos ni güelles jalaban per él".

Hecha el oportuno preámbulo para ponerse en situación, pasemos a la crónica de "La Petrolia": se supone que fue el primer automóvil particular que llegó hasta Sotres, pueblo de Cabrales situado a 1.050 m de altitud. No obstante, hasta entonces si que llegaron algunos vehículos motorizados: carrocetas y tractores de la Real Compañía Asturiana de Minas en Áliva (Cantabria). Pero en 1957 hasta allí llegó una Volkswagen Transporter Kombi. Con matrícula francesa, su propetario era D. Emilio , un lugareño que emigró he hizo fortuna en México. La típica y tan asturiana figura del  indiano. Se había empeñado en llegar a su pueblo natal en coche y para ello costeó una parte de las obras de reparación de la pista que llegaba hasta allí desde Áliva. Al volante como chófer iba  Felipe Soberón, vecino  de Panes. A alguien se le ocurrió darle un nombre, que le quedaría ya para siempre: LA PETROLIA.

10635778_842386102472815_3691040207189249128_n.jpg

Hasta el momento esta es la única foto que se ha encontrado de La Petrolia. Se desconoce su autoría pero posiblemente la cámara fuera del propio Emilio pues en aquellos años poca gente del medio rural disponía de estas máquinas. Tomada en la Vega de Sotres, puede verse al propietario (con sombrero) junto con Felipe Soberón, charlando con varias vecinas. Respecto a la furgoneta, se trata de una Kombi con matrícula turística francesa post-'54. Presenta las características propias de la serie "barndoor" (como la ausencia de visera en el techo), es decir, las primeras furgonetas Volkswagen  fabricadas entre 1950 y 1955. "Barndoor" es el apelativo distintivo que recibieron décadas después debido al gran tamaño de su tapa del motor como si de una "puerta de granero" se tratara (que es su significado en inglés). Su pintura bitono sin molduras cromadas  hace suponer que se trataba de una versión Standard para pasajeros. Carece de intermitentes frontales, elementos que no serán presentados hasta 1958, pues hasta entonces los indicadores de dirección eran laterales  tipo "semáforo" al igual que en el Escarabajo. De éste tomaba su mismo motor, el bóxer de 1.192 cc y 30 cv/3.400 rpm que gracias a una transmisión con reductoras (eje pórtico) y desarrollos cortos le permitían trepar por fuertes pendientes a pesar de su baja potencia. Sin duda, la legendaria robustez y fiablilidad de los Volkswagen de la época hizo que fuera el vehículo ideal para  para moverse por zonas tan abruptas como Cabrales.

10620573_842386559139436_8847002633946716532_n.jpg

Su primer garage lo tuvo en la mayada del Texu. Se dice que llegó antes de que existiera carretera; el viejo camino de L'India era la única vía de comunicación con el resto de Cabrales: un camino de herradura muy duro y tan peligroso en invierno que los vecinos preferían evitarlo y tomar otra vía en una cota superior, más nevada pero sin riesgos de aludes. Para ir de Sotres a Arenas tenía que rodear desde Áliva a Espinama, Potes,y por el Desfiladero de la Hermida, llegar a Panes desde donde aún la quedarían otros 23 km para llegar. Aunque no parece mucha distancia, el viaje se alargaba durante horas. Estos trayectos llegó a realizarlos varias veces a lo largo de su vida. D. Emilio se puso de acuerdo con los responsables de la Real Compañía Asturiana de Minas para costear la construcción de una carretera. Las obras concluyeron en 1967.

1920316_842387182472707_3430249667509539314_n.jpg

Antes de que D. Emilio regresara a Mexico satisfecho con la labor realizada en su pueblo natal, La Petrolia quedó aparcada en Sotres para siempre. Sus últimos años los pasó como juguete de los niños del pueblo, sin ser conscientes de estar ante una parte de la historia de Sotres. Allí donde llegó mucho antes de que hubiera carretera, se fue oxidando hasta que un día, después de muchos años, La Petrolia abandonó Sotres  por la nueva carretera sobre un camión rumbo al desguace. Triste final.

Aquí podemos ver a D. Emilio  junto con Miguelin Morán y Vicente Bustillo.

10409709_842386265806132_3287982388572163475_n.jpg

Hoy en día se accede fácilmente a Sotres a pesar de sus rampas escarpadas. Pero cuando vayáis, recordad que esto no hubiera sido posible gracias al empeño de D. Emilio y su Volkswagen T1 "La Petrolia". Sin ninguna duda, en cuanto tenga la oportunidad, hasta allí iré a rendirle homenaje en mi T2 "La Salchicha".

Agradecimientos a Paulino Díaz y sus páginas:

https://www.facebook.com/escabrales/

https://www.instagram.com/escabrales/

 

 

19:57 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! in HISTORIA | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

Post a comment