05.09.2016

Calle Wifredo Ricart

Como a veces a uno le gusta perderse cuando el tiempo y la climatología así lo permite, no será la primera vez que me encuentro con alguna curiosidad por el camino. En el caso que nos ocupa viene dado por el nombre de una calle: Wifredo Ricart . Está ubicada en el Campus Universitario de Gijón (dependiente de la Universidad de Oviedo, Asturias) , concretamente en la Escuela Politécnica de Ingeniería.

IMG_1739.JPG

La razón de que me parase a tomar una foto es debida a que estaba enterado de la propuesta surgida hace unos años de querer nombrar una calle en honor de este ilustre ingeniero en su Barcelona natal. A pesar de recibir inicialmente una entusiasmada  acogida  a través del célebre foro de vehículos clásicos PieldeToro.net y de una posterior recogida de firmas, finalmente dicha iniciativa no recibió el apoyo de las autoridades competentes y se abandonó la idea... Por otra parte,  no me consta que en otras ciudades hayan escogido este mismo nombre para nombrar una calle (de estar equivocado con esta información, así lo corregiré en este blog). La calle Wifredo Ricart de Gijón fue nombrada en 2014. Como admirador de los Pegaso Z-102 tampoco podía dejar escapar la oportunidad de inmortalizar el momento.

wi9.png

Wifredo (Pelayo Francisco de Borja ) Ricart fue uno de los ingenieros españoles más notables; gracias a sus creaciones por mérito propio forma parte del particular Olimpo de grandes genios de la automoción. Ya de joven desarrolló un carburante específico para Hispano-Suiza, y poco más tarde, en la década de 1920's , diseñaba motores con su mismo apellido al igual que  algún automóvil de altas prestaciones  . Tras una prolífica etapa, en 1930's se trasladaba a Italia donde acabaría como director del equipo de competición de Alfa-Romeo. Su fama y brillantez llegó a provocar celos nada menos que al mismísimo Enzo Ferrari, cuyos encontronazos han pasado a la historia... En 1940  llegó a diseñar un monopalza de motor central , el Alfa Romeo 512 , pero la Segunda Guerra Mundial acabó con los planes. Sería tras la contienda cuando regresó a España ,después de rechazar una oferta como director de la norteamericana Studebaker,  para reconstruir la debastada industria nacional. Creó el CETA (Centro de Estudios Técnicos del Automóvil) y para ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones, surgida de las cenizas de Hispano Suiza) desarrolló lo que es y será su obra más reconocida: los deportivos Pegaso Z-102 y Z-103. Su vida profesional continuó en Lockheed en París donde ejercería como presidente. A él se le deben muchos desarrollos en torno a motores y  frenos.  Fallecería en 1974 a los 77 años en su Barcelona natal.

Ahora bien...¿ se merecía o no una calle?

 

22:24 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

Post a comment