09.05.2016

Excalibur

Siempre que me encuentro con este coche  menciono el mismo comentario que jamás me cansaré de citar: el Excalibur SS es uno de esos coches que marcó mi infancia. Si ya  es raro por estos lares el  avistamiento de  uno de estos pintorescos modelos del mismo modo es casi más difícil  que sigan circulando por la misma zona durante décadas. Y es que en este caso,  hace ya  tres décadas que vi esta unidad por primera vez rodando y volviendo cabezas a su paso, por Gijón. Incluso mucho antes de que el que aquí suscribe tuviera edad para obtener el carnet de conducir, coincidía en aquellas primeras concentraciones de clásicos celebradas en mi ciudad, a las que acudía como simple espectador. Se dice que ha pasado varias veces de dueño, e incluso que estuvo a punto de acabar en el olvido, pero lo importante es que sigue paseándose por Asturias... Ésta última vez ha sido en Salinas donde se produjo este fugaz encuentro.

Sin título.jpg

Este ejemplar en concreto, si no fallan las tablas de matriculación aterrizaría en España por el año 1969. Es de suponer que ya por aquel entonces debía causar sensación a su paso y que su primer propietario debía ser una persona económicamente bien desahogada. De la marca Excalibur poco se puede decir de sus orígenes: el primer modelo, que es precisamente nuestro protagonista, se presentó en 1965 como iniciativa empresarial de Brooks Stevens, que quiso crear una "imitación" (hoy lo llamaríamos "réplica") del famoso Mercedes-Benz SSK de 1928.

IMG_1955.JPG

En realidad, el origen del primer Excalibur data de 1963 cuando el propio Brooks Stevens trabajaba en la oficina de diseño de Studebaker. Suya fue la idea de crear un "clásico contemporáneo" (sic) a partir del mejor chasis disponible en el momento, el del Daytona Lark. Brooks y su equipo crearon su propia reinterpretación del Mercedes-Benz SSK, un "Mercebaker" como algunos bautizaron,  pero una vez terminado el prototipo y a falta de unos días para ser presentado al público, la compañía Studebaker decidió abortar el proyecto. Sin embargo, el coche había despertado gran  interés entre quellos que pudieron admirarlo en persona, así que Brooks junto con más socios se lanzaron a fabricarlo por su cuenta. Y así se fundó "Excalibur" cuya actividad comenzó en 1965. Los primeros modelos, denominados SS, seguían equipando el chasis Studebaker pero por razones comerciales los motores eran suminitrados por Chevrolet, concretamente el 327ci (5.3) del Corvette con potencias comprendidas entre los 304 y 350 cv unidos a cambios automáticos o manuales. De esta primera serie SS se fabricaron 259 unidades hasta 1969, además de otras 100 del modelo Phaeton de cuatro plazas presentado en 1966 y 29 del más desconocido 35X (inspirado en el Bugatti 35).

IMG_1957.JPG

Con el tiempo, los Excalibur fueron alejándose del espíritu original, llegando a los 1980's con diseños cada vez más barrocos y extravagantes, incluso un punto hortera, a medio camino entre los  Mercedes-Benz 540K y un automóvil actual. Sin embargo su popularidad llegó a tal punto que algunos famosos como Arnold Schwarzenegger fueron clientes. En 1990 incluso lanzaron su propia réplica del AC Cobra hasta que en 1997 cesaría la producción de automóviles aunque continuaría su actividad restaurando viejas unidades y fabricando accesorios. Desde 2003, Camelot Classic Cars Inc. se ocupa de la restauración de antiguas unidades a partir de la maquinaria original.

 

22:18 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! in AVISTAMIENTOS/CAR SPOTTING | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.