08.03.2016

Zapatos nuevos

Tras ocho años ya tocaba cambiar los viejos neumáticos. Porque aunque aún presentaban dibujo, con tantos años a sus espaldas ya no me inspiraban confianza y más teniendo en cuenta que llevamos una temporada de fuertes lluvias. Así que de cara a viajar por las carreteras invernales del norte hace un par de semanas que decidí calzar unas nuevas cubiertas. Repito, ya que es el segundo juego que gasto, con  BF Goodrich Silvertown en 165/80R15.

IMG_9752.JPG

Mucho se habla sobre la posible caducidad de los neumáticos; hay gente que literalemente pasa del tema pero también es cierto que que cada goma es un mundo. He visto cubiertas que a los tres años presentaban un estado bastante lamentable y otras que con diez aparentaban recién salidas del taller. ¡ojo! aparentaban, pues a saber el estado real a nivel estructural. Más de uno se ha llevado sorpresas al desmontar sus viejas ruedas y ver como salían trozos de goma cristalizada y/o polvillo de su interior. Por regla general se establece que un neumático pierde rendimiento a partir del quinto o sexto año de uso, empezando la goma a endurecerse y cristalizarse. En este caso, no sólo se pierde agarre sobre mojado sino que el riesgo de reventón a alta velocidad es elevado. Por eso además de controlar la profundidad del dibujo (1,6 mm mínimo) y las presiones, también debe vigilarse la aparición de grietas y la elasticidad de la goma...

IMG_9724.JPG

Tradicionalmente, los Volkswagen Escarabajo se han caracterizado por desgastar muy poco las ruedas, sobre todo en el eje delantero. Detrás suelen gastarse mucho más y sobre todo por la cara interna debido a las caídas negativas de la suspensión. A los 40.000 km le hice la recomendable rotación entre ejes para igualar estos desgastes y tras esta operación, 15.000 km después, ya me decidí a ponerlos nuevos. Como podeis comprobar en las fotos, después de  55.000 km totales aún presentaban suficiente dibujo a pesar de rodar bastante sobre autovías de abrasivo hormigón rugoso.

IMG_9725.JPG

Pero observando detenidamente la banda de rodadura puede apreciarse claramente, tal como se muestra en el primer plano de la foto, pequeñas grietas y fisuras. Esto ya no me gusta nada y demuestra que el compuesto de la goma ya no rinde como debería. Así que...¡fuera!. Zapatos nuevos y de paso, también eliminé la vieja rueda de repuesto la cual ya contaba con más de viente años en el maletero para ser sustituída por una de las usadas con mejor aspecto. Y ahora no sólo se trata de lucir bien, si no de rodar con plena seguridad. Recordadlo,es el único elemento que os mantiene en contacto con el asfalto.

IMG_9750.JPG

19:59 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.