06.03.2016

El placer de conducir entre paisajes nevados

Desde que me muevo con un Volkswagen Escarabajo, atravesar el Puerto de Pajares es una tradición que al menos cumplíamos una vez al año pero por diversos motivos hacía cerca de tres que no hacíamos. Quien es testigo de verme al volante no es capaz de describir la expresión de felicidad que se me plasma en la cara mientras cubro este  trayecto. Posiblemente, como un niño grande con juguete nuevo sea lo más preciso. Así que como este fin de semana tocaba reencontrarnos con viejos amigos en la ciudad de León hicimos caso omiso a las advertencias climatológicas. que desaconsejaban el tránsito por el puerto a favor de la vía alternativa de la autopista de peaje. Por suerte, tanto a la ida como a la vuelta contamos con condiciones bastante favorables pues tan sólo rodando con precaución coronamos  la dureza de su trazado sin problemas. La nieve en este caso, fue un aliciente por la hermosura del paisaje creado.

th_IMG_0971.JPG

A medida que subíamos, la nieve hacía más acto de presencia en el paisaje, aunque el asfalto afortunadamente permanecía limpio.

th_IMG_0983.JPG

th_IMG_0988.JPG

Son 14 kilómetros de ascensión, con una pendiente media superior al 7% que culmina en un tramo final oficialmente del 17% que no es ningún problema para el bóxer de 1600cc

th_IMG_0989.JPG

La cumbre a 1.378 m de altitud da paso a la Comunidad vecina de Castilla-León.

th_IMG_0995.JPG

A partir de aquí comenzó a nevar de manera un poco más importante, siendo testigos de todo un despliegue de medios para minimizar posibles contratiempos (asistencias de la Guardia Civil, quitanieves, etc...)

th_IMG_1000.JPG

Al día siguiente, nuevamente los partes metereológicos auguraban problemas debido a fuertes nevadas. Pero por suerte, pasamos justo antes de que lo peor estuviera por llegar. Así pues, conduciendo relajadamente aunque siempre con un margen de precaución, pudimos disfrutar del espectáculo ofrecido por la naturaleza.

th_IMG_1012.JPG

th_IMG_1013.JPG

th_IMG_1021.JPG

th_IMG_1025.JPG

th_IMG_1029.JPG

La niebla hizo acto de presencia, aunque densa, tan sólo fue durante un par de kilómetros

th_IMG_1030.JPG

Y aquí empieza la bajada hasta Asturias. Los viejos camioneros tienen un dicho: "para subir pulmonones y para bajar, coj***s". En un coche de concepción clásica, de limitada estabilidad y capacidad de frenada lo mejor es tomarse las cosas con calma, no abusar de los frenos y valerse de la retención del motor para descender con total seguridad.

th_IMG_1031.JPG

20:42 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.