08.09.2015

Desde Asturias a Normandía en VW Kombi T2 de 1971 (parte 2)

Día 2, 24 agosto Labenne-Sain Junien (365 km)

El día siguiente debería de haber sido un poco más relajado pues la etapa contaba con menos distancia, 365 km hasta Saint-Junien, la mayor parte por autopistas y autovías de amplios carriles y orografía propicia, casi plana,  para nuestra modesta mecánica. Sin embargo se nos complicó el viaje. Primero porque los nervios (ese maldito aceite) y el cansancio de la anterior etapa pasaron factura y nos despertamos más tarde de lo programado. A las 9:30 arrancábamos bajo un clima que avecinaba lluvia y así fue como al poco tiempo de estar en ruta, comenzó una ligera llovizna seguida de fuertes rachas de viento. El viento es mal aliado de este tipo de vehículos y nos acompañó durante todo el trayecto por lo que no pude llevar la velocidad de crucero que deseaba. Las señales de tráfico así lo advertían y el resto de la vía igualmente se veía obligada a aminorar la marcha. El tránsito de camiones era mayoritario lo que tampoco contribuyó a que el viaje fuera relajado. Pero lo peor fue bordear Burdeos ya que nos encontramos con retenciones kilométricas. Casi anecdóticamente se puede decir que los constantes peajes también pusieron su granito de arena para ralentizarnos. Sin lugar a dudas, uno de los peores trayectos de mi vida y sobre todo, el más agotador. Para hacerse una idea, en  recorrer estos primeros 200 km tardamos tres horas y cuarto. Como anécdota, mientras descansábamos y retomábamos fuerzas en un área de servicio tras esta primera parte, entablamos conversación con  un alemán que viajaba en un VW T3 Camper con la única compañía de su hija de 18 meses.

th_IMG_6922.JPG

Fuerzas repuestas y vuelta a la carretera. Aunque las condiciones mejoraron tampoco fueron de lo más propicias, con viento continuo, lluvias intermitentes y muchísimos camiones. Con una climatología que parecía haber pasado del verano al crudo otoño de repente, decidimos por cambiar los planes originales,  aunque el destino seguía siendo Saint-Junien, en lugar de camping  optamos por alojarnos en un hotel. Llegamos a Saint-Junien agotados y con más de dos horas de retraso según lo calculado. En la oficina de turismo nos recomendaron el hotel L’Azur. Se trata de un alojamiento que sin ser de los más económicos se puede decir que es  apto para la mayoría de bolsillos pero sobre todo hay que destacar su inmejorable relación calidad precio con unas habitaciones amplias, bien equipadas y actualizadas.  A destacar la simpatía ofrecida por el recepcionista.  El único pero que se le podría poner, como en la mayoría de hoteles de este estilo, es que se encuentra a las afueras del pueblo por lo que hay que disponer del vehículo para desplazarse.  La climatología, el cansancio y el retraso nos impidió visitar Saint Junien como se merecía.

th_IMG_6924.JPG

th_IMG_6925.JPG

Día 3, 25 de agosto: Saint Junien-Oradour sur Glane-Azay le Rideau (220 km) I

El día amaneció muy frío tras haber llovido toda la noche. Por estas latitudes parece que se adelantó el otoño pero por suerte veníamos preparados. Esta vez madrugamos un poco más saliendo a las 8:35 para tomarnos la ruta con mayor tranquilidad y sin prisas que es como deben hacerse estas cosas.   Con el cielo encapotado arrancamos directos hacia nuestra primera parada en Oradour-sur-Glane, a unos 15 km de Saint Junien.

¿Qué tiene de especial este pueblo que hace OBLIGATORIA su parada? El 10 de junio de 1944 las tropas nazis cometieron una de sus múltiples infamias. Sin una razón aparente asesinaron a 642 habitantes civiles, 24 de ellos españoles, de este tranquilo pueblo francés; la mayor parte mujeres y niños perecieron ametrallados o quemados, pues tras el masacre, el pueblo fue incendiado hasta acabar en ruinas. Unos pocos sobrevivieron para narrar tal atrocidad. Con el final de la Guerra, el general Charles De Gaulle ordenó que Oradour –sur-Glane se conservase tal cual, a modo de monumento y recordatorio del sufrimiento vivido, recibiendo a demás el título de pueblo mártir.

th_IMG_6926.JPG

th_IMG_6930.JPG

Antes de acceder, la lápida del muro lo deja bien claro: RECORDAD

th_IMG_6931.JPG

th_IMG_6933.JPG

Los amantes de los coches clásicos y de las antigüedades encontrarán más de una sorpresa en los lugares más insospechados

th_IMG_6935.JPG

th_IMG_6937.JPG

th_IMG_6939.JPG

th_IMG_6948.JPG

Restos de un viejo taller

th_IMG_6946.JPG

Desolación...

th_IMG_6951.JPG

th_IMG_6967.JPG

Posiblemente sea uno de los elementos más emblemáticos, pues no hay reportaje o folleto donde no aparezca, incluso en portada de libros: el Peugeot 202 del Dr. Jacques Desourteaux

th_IMG_6953.JPG

th_IMG_6956.JPG

th_IMG_6970.JPG

th_IMG_6964.JPG

th_IMG_6963.JPG

th_IMG_6972.JPG

Placas recordatorias sobre las ejecuciones

th_IMG_6973.JPG

th_IMG_6983.JPG

th_IMG_6976.JPG

th_IMG_6980.JPG

Vista general del cementerio. El recinto cuenta con un memorial subterráneo del cual no saqué fotos por respeto. En él se exponen pertenencias personales que se fueron encontrando entre las ruinas, desde vestidos, accesorios, pasando por navajas suizas (sorpende la popularidad que gozaba este utensilio), cuberterías, material escolar, juguetes, y un largo etcétera que nos hacen una idea de la vida cotidiana de la época antes de que fuera cortada de raíz... SOBRECOGEDOR

Francia

Tras esta instructiva y estremecedora  visita que duró dos horas, arrancamos de nuevo rumbo a Azay-Le-Rideau, etapa que será narrada en la siguiente parte.

 

PRÓXIMAMENTE:  Día 3, 25 de agosto: Saint Junien-Oradour sur Glane-Azay le Rideau (220 km) II

21:39 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! in RUTAS Y ESCAPADAS, VIAJES | Permalink | Comments (0) | Tags: francia |  Facebook |

The comments are closed.