27.02.2014

Cuidados y limpieza de cromados

Es una pregunta bastante frecuente entre neófitos: ¿como dejo relucientes los cromados de mi clásico?. En esta entrada vamos  a tratar este tema pero antes de nada he de decir que solo sería aplicable a aquellos elementos  nuevos o relativamente bien conservados y que no presenten ataques de óxido profundo.  Aunque para ésto último existen otros productos específicos ¡los milagros no existen!

Para su conservación lo principal es alejar los cromados de la humedad, antes de nada, la prevención de óxido. Hay quien los embadurna con vaselina pero con esto solo los aislaremos y perdermos parte de su vistosidad, quedando pringosos por no hablar de la cantidad de suciedad de la carretera que se pegará. Sin embargo, mis defensas las llevo cubiertas de vaselina por la cara interior para evitar que la humedad acumulada las ataque por esa zona y se extienda al resto. Lo mejor ante la presencia de lluvia, es secar en el momento que el coche se guarde en el garaje. Para su limpieza habitual y tenerlos brillantes empleo en un  limpiador multiusos del hogar (como el típico limpia-cristales en pistola) ... Pero ¿qué hacer cuando a pesar de todo el óxido empieza a florecer? No se debe esperar, es el momento para atacar. En este caso confío en un clásico:  Algodón Mágico ALADDIN de Sidol

IMG_0482.JPG

Es un producto harto conocido y se encuentra fácilmente en cualquier supermercado o droguería. Se trata de un algodón -como su propio nombre indica- impregnado en un pulimento húmedo. Cuando los elementos cromados empiezan a matizarse, a perder su brillo es el tratamiento ideal aunque se creó originalmente para la limpieza de plata, cuberterías de lujo, etc...

Para el ejemplo tenemos una parte de la defensa de mi coche que tras varias semanas expuestas a la climatología invernal de la costa asturiana y, por qué no decirlo, a un ambiente industrial contaminado empezaba a presentar un aspecto que sin ser alarmante, tampoco era halagüeño. Era hora de intervenir antes de que la desgracia fuera a más...

IMG_0327.JPG

El fabricante recomienda usar guantes ya que el "algodón" contiene productos irritantes para la piel. Reconozco que sus vapores recuerdan bastante a hidrocarburos, así que muy sano no debe ser. Tras lavar y secar bien la pieza a tratar, tomamos un trozo y frotamos insistiendo donde más presencia de óxido haya.

IMG_0329.JPG

Dejamos secar un par de minutos

IMG_0334.JPG

y pulimos empleando un paño de algodón. Es cierto que al principio parece que el metal queda matizado pero a base de frotar el brillo comienza a aparecer y por supuesto ¡ni rastro de óxido!.

IMG_0337.JPG

IMG_0373.JPG

Mismo ejemplo en un retrovisor

IMG_0339.JPG

IMG_0342.JPG

Ambos componentes que aquí aparecen tienen unos ocho años de antigüedad en un vehículo que circula diariamente bajo climatología norteña y los cuidados recibidos digamos que son básicos, sin necesidad de un mimado constante pero si de un mantenimiento periódico controlando la aparición de óxido. También es cierto que la calidad del cromado es crucial para su duración así que a la hora de restaurar vuestro vehículo recordad que el mercado ofrece varios niveles y lo barato por algo es.

IMG_0375.JPG

Nota: un botecito cuesta unos 3 € y cunde bastante. En España es la marca más popular pero también se pueden encontrar otros fabricantes como "Stark"  (Rinci). En otros paises su equivalente sería el "Brasso" pero desconozco si aquí se comercializa.

 

22:06 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! in TÉCNICA/MANTENIMIENTO | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.