28.11.2013

VOLKSWAGEN XL1: ¿Por fin estamos en el futuro?

Hoy hago una excepción. Hoy no tocan cohes clásicos. Ni temas vintage. No. Hoy hablamos del ¿presente? ¿futuro?. Los coches actuales no me atraen lo más mínimo, los considero insulsos, anodinos, poco más que electrodomésticos sin personalidad, un producto de consumo más... bueno, vale, siempre existen excepciones como los deportivos y demás especímenes al alcance de mortales exquisitos y de solvente bolsillo. Pero hoy la excepción va dedicada al Volkswagen XL1.

volkswagen_2013-XL1-001_2.jpg

Vayamos por partes. Aunque sea volksmaníaco solo lo soy de los modelos clásicos con el motor colocado en posición correcta (es decir, detrás) y refrigerados correctamente (por aire). Fin. Es más, incluso desde hace bastante tiempo  le tengo algo de tirria a los productos  del grupo VAG. No es plan de exponer mis porqués, pero al menos que se sepa que lo que exponga a partir de ahora no es por una pasión ciega hacia la marca alemana como hacen ciertos clientes que defienden a capa y espada el haber pagado un sobreprecio por sus productos.

¿Qué es el XL1? ¿y por qué me gusta hablar de él? Personalmente es el primer coche que veo que saldrá al mercado al que puedo considerar como del s.XXI. Más que por tecnología, por su arriesgado diseño. Cuando era niño uno se imaginaba que para la década del 2010 habría coches de aspecto futurista, incluso voladores ¡y hasta aeropatines! Ahora en pleno "futuro" veo que desde hace años el diseño de los automóviles utilitarios se ha vuelto conservador, repetitivo e impersonal y los que se salen de la norma lo hacen a base de  tirar de nostalgia con revivals de viejos modelos (Mini, 500, Beetle,...) . Y esta es la principal razón por lo que el XL1 de VW ha captado mi atención: un diseño que refleja lo imaginado por aquellos visionarios de la ciencia-ficción.

XL1-4_2500473b.jpg

El nombre proviene del proyecto de lanzar un automóvil capaz de consumir menos de 1 litro de combustible a los 100 km. Los prototipos comenzaron a rodar allá por el 2002 y el que saldrá al mercado está basado en el tercero presentado en 2011. La versión definitiva  comenzó a fabricarse a mediados del 2013 y a día de hoy ya han salido de la cadena de producción más de 50 unidades. VW prevee fabricar una serie limitada a 250 unidades, al menos en principio, algo que hace que su precio se encarezca notablemente y que sea muy, muy exclusivo. Esta es la  parte negativa del modelo; su precio de venta se sitúa en unos escandalosos 110.000 €. A pesar de esto, en octubre se abrió una lista para pedidos en firme.¿Cuando los veremos circular? Se habla que para el segundo trimestre del 2014.

el-nuevo-volkswagen-xl1-test-drive-de-lucerna-a-ginebra_003.jpg

Sobre las características técnicas, se trata de un híbrido diesel-eléctrico. Esto no es novedad, pues los híbridos llevan consolidándose en nuestras carreteras desde hace años (en Gijón, la mayoría de taxistas optan por este sistema siendo el Toyota Prius el taxi por excelencia de esta ciudad asturiana). En el Volkswagen XL1 el grupo propulsor va situado en posición central como si de un deportivo se tratara y si no me falla la memoria, será el segundo modelo que fabrica con esta disposición tras el VW-Porsche 914 (1969-76). El motor térmico es un turbodiesel de dos cilindros y 800 cc que desarrolla 47 cv asociado a un eléctrico de 27 cv (69 cv en total ya que la suma no es aritmética). El cambio es el eficaz DSG de 7 velocidades a las ruedas traseras. La velocidad máxima se cifra en 160 km/h autolimitada. En modo eléctrico se queda en unos legales 120 km/h. El consumo según el fabricante se establece en unos sorprendentes 0,9 l/100 km aunque recientes pruebas privadas suben hasta las 2 litros, que sigue siendo una cifra récord sobre todo teniendo en cuenta que se consigue usando únicamente  el propulsor térmico. Gracias a esto, su depósito de combustible solo alberga 10 litros de capacidad y en total da para 500 km de autonomía. En modo eléctrico se reduce a 50 km y sigue siendo una cifra buena  para este tipo de propulsión. La aceleración de 12,3 segundos para alcanzar 100 km/h también puede decirse que es notable para la potencia disponible.

5399_619344648076157_357229796_n.jpg

2108808692_89a7889741_z.jpg

¿Como consigue estos datos tan prometedores? Por su aerodinámica y su reducido peso. Es un vehículo donde proliferan los materiales ligeros y composites como la fibra de carbono. Solo 795 kg. Sus dimensiones son contenidas, destacando su baja altura de 1.118 mm, teniendo en cuenta que los coches actuales llevan tendiendo a justo todo lo contrario a como en los 70's se imaginaban el futuro, tal como leí en una antigua revista . Los ingenieros aerodinámicos pusieron toda la carne en el asador: Cx 0,189 (0,186 en el anterior prototipo). Neumáticos ultraestrechos desarrollados especialmente, más delgados incluso que los de un Escarabajo clásico (115 delante y 145 detrás).

volkswagen_2013-XL1-011_2.jpg

Pero lo que quiero destacar y que las primeras imágenes que he visto irremediablemente me han remitido a las viejas instantáneas tomadas de aquellos prototipos VW30 de 1937 que darían paso al definitivo Escarabajo... ¿Qué sentirían los viandantes de esa época cuando fijaban sus miradas ante un VW30? ¿Qué pasaría por sus cabezas? Posiblemente muy cercano a lo que sentiremos nostros cuando veamos uno de estos XL1... ¡si es que alguna vez tenemos la suerte de verlo!

VW-XL1-Us-debut-26-399x600.jpg

daimler-vw-30-protype-3.jpg

 

21:00 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.