28.06.2013

Descanse en Paz, Dr. Werner Lang

Posiblemente el nombre de Werner Lang no diga mucho ni siquiera a los entusiastas de los automóviles y sin embargo, debería figurar en el rincón de honor entre el resto de destacados ingenieros del pasado siglo XX. ¿Por qué digo ésto? Pues porque estamos hablando del creador del TRABANT . Esta semana fallecía a los 91 años de edad.

Dr.-Werner-Lang.jpg

El Trabant es un cochecito a medio camino entre los utilitarios y los microcoches: lo primero por tamaño y lo segundo por mecánica. Durante décadas fue el símbolo motorizado de la extinta República Democrática Alemana ganándose tantos detractores como admiradores. Y es que para la ciudadanía de la antigua RDA, es lo que  podía permitirse y conformarse. Coche que se labró una mala fama y que el New York Times lo incluyó en la lista de los 50 peores coches del Mundo. Sin embargo,  rompo una lanza a su favor pues todo debe enmarcarse dentro del contexto histórico, social y político vivido.

trabischema.jpg

El Dr. Werner Lang cuando llegó como ingeniero jefe a la factoría Sachsenring acumulaba una larga trayectoria en su campo dentro Horch y Auto Union. De hecho, el Trabant adoptaría parte de la técnica de los DKW (pertenecientes al grupo Auto Union). Así, su principal característica técnica era el empleo de un motor de 2 tiempos y tracción delantera. Pero la condición que lo hizo único fue el empleo de un nuevo material para su carrocería: el Duroplast, un tipo de resina reforzada con algodón y trapos reciclados, similar a la fibra de vidrio.

Ambas soluciones, todo sea dicho, es lo que más inciden sus detractores. Porque buen coche, no es que lo fuera... ¡pero cumplía con su cometido! Incido nuevamente en la situación socio-económica del momento mencionando una frase de Ferdinand Porsche: "Prefiero diseñar diez coches de Grand Prix antes que un Volkswagen". Esta frase lo dice todo: sin limitaciones de ningún tipo un ingeniero tiene carta libre para hacer y deshacer a su antojo pero... cuando existen unas férreas restricciones a un proyecto es ahí cuando debe sacar lo mejor de uno mismo. De ahí la admiración que profeso hacia los microcoches de posguerra. En este caso, estamos ante un régimen Comunista aislado del resto del Mundo que pretendía motorizar a su clase obrera de la manera más económica posible.

5751788564_e142178a1a_z.jpg

Inicialmente equipaba un bicilíndrico de dos tiempos refrigerado por aire de solo 500 cc (1958) y 18 cv (20 cv a partir de 1960) que fue subido a 600 cc en 1962. En 1964 aparecía el modelo Trabant 601 que apenas sufriría cambios a lo largo de su vida y que es el "Trabi" por excelencia. En total llegarían a fabricarse casi 3.1 millones de los cuales, 2.8 corresponden al 601. La filosofía, muy similar a la del Volkswagen occidental: si algo funciona, no lo cambies. Y así permaneció hasta 1990. La reunificación alemana tras la caida del Muro de Berlín (1989) fue su sentencia de muerte. Aún así, en 1991 se quiso "modernizar" con el motor 1.1 del VW Polo... pero no tuvo el éxito esperado . El público germano-oriental buscaba aquellos coches capitalistas que durante décadas se le había negado. Y es que ya forma parte de la Historia la imagen de filas de Trabant cruzando la frontera.

T601-00601.jpg

El humo azulado tan característico del 2T: posiblemente el coche más contaminante de su época. Además tampoco se caracterizaba por su consumo y las prestaciones eran más bien pobres con 26 cv a pesar de su ligereza (poco más de 600 kg). Pero gracias a su sencillez mecánica era sencillo de reparar.

24345_Trabant-601_7.jpg

Como icono pop fue explotado por el grupo irlandés U2, que lo empleó como decorado en su concierto del disco Achtung Baby (1991) inspirado en la reunificación alemana

U2_Trabant_concert1.jpg

iELf8cvww81g.jpg

También durante esa época fue protagonista de varis películas cómicas, como "Go Trabi, Go" (cuyo éxito en Alemania acabó en secuela) o "Trabbi Goes to Hollywood" donde un inventor es capaz de poner su Trabant a 250 km/h gracias a un combustible destilado del ruibarbo. Creedme si os digo que esa última la vi de chaval en la tele.

go-trabi-go.jpg

En el Muro de Berlín también figuraba una referencia artística

Trabi_on_the_wall.jpg

En la película de culto (os la recomiendo encarecidamente) "Good Bye, Lenin!" también un Trabant hace acto de presencia y es fruto de una anécdota pues la madre del protagonista se sorprende de la prontitud de la entrega del cochecito pues solo hacía tres años que lo había solicitado. En la realidad, el plazo de entrega de un Trabi, que es su apodo cariñoso, solía ser de ¡10 años! . A raiz de ésto, existió un mercado negro donde los Trabant de 2ª mano se vendían más caros que nuevos por eso de no tener que esperar.

Aquí se puede ver un video con el proceso de producción


Dos Alemanias, dos coches del pueblo.

P1030727-2.jpg

No se cuantos Trabis circularán por España, no muchos, eso es cierto y conozco de al menos una unidad por Asturias. Con el tiempo será un modelo que ocupará con orgullo su lugar en la Historia de la Automoción. Y el Dr. Werner Lang, también.

21:13 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.