23.11.2011

Un microcoche gijonés

No, no se trata del Goggomóbil famoso del que ya hablé hace poco. Esta vez le toca el turno a un vehículo fabricado en Gijón en los años 60's.

Esto viene a raíz de que en un conocido foro de coches en el cual tras participar activamente durante años decidí dar por concluídas mis intervenciones por discrepancias con la política del administrador y la actitud de ciertos miembros, he leído recientemente una consulta sobre un avistamiento en Gijón : un "extraño" artefacto de tres ruedas, de aspecto clásico. El post venía ilustrado con el siguiente video de youtube:


Curiosamente, el video está rodado cerca de mi casa y en un tramo por donde paso a diario camino del curro, je, je. Pero jamás me crucé con el aparatillo en cuestión. Pues bien, a pesar de que en dicho foro aún no han dado con la solución, inmediatamente me acordé de que lo había visto hace tiempo, en la Feria del Vehículo Clásico de Oviedo en su edición 2008. Y como se trataba de una obra de mi tierra,en su día tuve la idea de apuntar sus datos históricos.

IMG_0046.JPG

IMG_0049.JPG

Este triciclo digamos que no es de ninguna marca y ni siquiera pasó a la producción pues tan solo se fabricó la unidad presente. Si historia comienza en 1958, una época donde los microcoches en España aún estaban vigentes por las carreteras. Ese año era adquirido de segunda mano por Julio San Román Urías, mecánico de la ya desaparecida Fábrica de Moreda de Gijón  un Isocarro 125 de las instalaciones de la recién fundada Universidad Laboral. Desconozco si la idea era previa o surgió posteriormente pues ante la imposibilidad de conseguir un automóvil utilitario, al Sr. San Román se le ocurrió transformarlo en algo lo más parecido a un coche... Del Isocarro original tomó la mecánica y la documentación y junto a su hijo, también llamado Julio, comenzó a trabajar ¡en una habitación del propio domicilio familiar! Aquel piso situado en el barrio de El Llano tenía un balcón de solo 90 cm de ancho por donde deberían sacar el cochecito a la calle por lo que se tuvo que idear un sistema de palancas para plegar las ruedas  tras desmontar las aletas delanteras sin por ello perder la dirección. Y es que la necesidad agudiza el ingenio...

Sin embargo, la transformación se alargó durante años. En 1960 fallecía Julio San Román Urías encargándose de la finalización su hijo y actual propietario, Julio San Román González. Para 1963 el coche estaba terminado, siendo carrozado por Talleres Miami (Gijón). Fueron ellos quienes  presentaron su certificado  a Industria para legalizarlo. Esta aprobación de Industria tuvo lugar en... 1967.

Pocos son los datos técnicos que poseo: motor  2T 125 cc de Isocarro (supongo que 7 cv de potencia en concordancia al modelo/año) y caja de 6 velocidades para delante y 3 para atrás.

El Isocarro original era un triciclo italiano (Iso, mismo fabricante del célebre Isetta)  fabricado bajo licencia en España. Su aspecto durante las primeras series era así:

isocarro-publicidad.jpg

port-03.jpg

Aunque también había versiones carrozadas, que con el tiempo evolucionarían para ser lo más común.

isocarro1serie.jpg

Respecto a nuestro micro-protagonista, es reflejo de una época de necesidades donde imperaba el ingenio ante la escasez de recursos. Sin embargo, la fecha de creación de esta singular máquina coincide con el ocaso de los microcoches españoles (Biscúter, PTV, Clúa, Kapi,...) ante la aparición de auténticos automóviles asequibles, los utilitarios fielmente representados por el Seat 600, aunque el panorama automovilístico español no daba para mucho donde elegir. Por lo que tengo que comentar que la demora de su desarrollo y posterior legalización provocó que comenzara a circular justo  en pleno desarrollismo económico nacional, ya cuando un automóvil estaba cada vez más al alcance del español medio y los microcoches habían quedado obsoletos.

 

Pura historia.

21:59 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.