12.04.2010

Dos épocas, dos estilos americanos: Auburn vs. Cadillac

    Tal como os prometí, aquí viene el reportaje dedicado al par de joyas no-VW que se unieron  a la inauguración del nuevo taller Old & Custom Parts de los Low & Slow.

    Empecemos por el más veterano y el cual me puso el vello de punta. Se trata de un Auburn 8-100 Speedster (Boattail) de 1932.

10042010374

10042010375

    Entremos en detalles : Auburn para los neófitos fue una de las grandes marcas de lujo del automovilismo norteamericano. Junto con Cord y las más conocida Duessemberg formaba parte de un consorcio automovilístico que copaba las más altas cotas de refinamiento.

    El modelo que nos ocupa se trata de un 8-100 con carrocería tipo Speedster aunque también se le conoce como Boat-tail (cola de barco). Es decir, descapotable de dos plazas. El periodo que abarca su fabricación se le conoce como la Edad de Oro del Automóvil y no por casualidad pues fue una época de gran libertad  estilística tanto como de excesos mecánicos. Curiosamente ese mismo periodo históricamente comprende la triste época de la Gran Depresión. Por lo tanto, es de suponer que el pobre era más pobre y el rico... más rico Non décidé . Precisamente estos excesos provocó que muchas marcas y empresas automovilísticas acabaran sucumbiendo a causa de las crisis. Auburn junto con sus hermanos Cord y Duesemberg cesaron su actividad en 1937

10042010376

    Dejemos la Historia de lado. A nivel mecánico, el Auburn 8-100 equipaba un asombroso motor Lycoming de 8 cilindros en línea y 4.4 litros capaz de desarrollar 100 cv unido a una caja de cambios de 3 velocidades. Éste propulsor de origen aeronaútico no es que fuera muy sofisticado (válvulas laterales) pero ofrecía un funcionamiento sumamente suave y agradable gozando además de una gran elasticidad. Opcionalmente se ofrecía un puente trasero con dos relaciones finales accionadas neumáticamente con lo cual se disponía de un grupo largo y otro corto.

    El chasis era bastante convencional, con ejes rígidos con ballestas pero los frenos estaban accionados hidraúlicamente. Pocos años antes, Auburn era pionera en este sistema. El tamaño de la carrocería era de unos 5 metros de largo. Aún así, el Auburn gozaba de excelentes prestaciones siendo capaz de alcanzar los 140 km/h. Versiones especiales lograron varios records de velocidad

10042010382

 10042010378
  

10042010381

10042010383

De regalo os dejo un video donde se puede apreciar el suave ronronéo de su 8-L que sorprende para ser un propulsor con casi 80 años... Una esquisitez al alcance de paladares afortunados.

 

    Pasemos ahora al segundo vehículo: un Cadillac Eldorado Convertible de 1955. Su época representa una etapa bien diferente de la sociedad norteamericana. Tras la 2ª Guerra Mundial se vivía una época de gran esplendor económico y como tal, este optimismo se reflejaba en todos los aspectos de la vida del ciudadano medio . Y por supuesto, ésto también afectó al diseño de los automóviles los cuales se volvieron ostentosos y con ciertas influencias aeronaúticas. Aunque en la mayoría de los casos esto representase una pérdida en practicidad. Eran, ante todo, vehículos irracionales.

    Cadillac representaba el sumun de lo anteriormente mencionado como el fabricante de autos de lujo norteamericano por excelencia que era. Más que un medio de transporte, el Cadillac Eldorado terminó transformándose en un icono de esa época.

10042010389

    Mecánicamente en cambio eran muy conservadores siendo su principal protagonista los motores V-8, enormes pero de planteamiento sencillo. En estos años, los Eldorado ofrecían un 5.4 y un 6.0, éste último capaz de entregar más de 300 cv a un regimen de revoluciones tranquilo.  Con una longitud de 5,5 metros y un peso de más de 2 toneladas  unido a una caja de cambios automática y una taraje de suspensiones muy suave ,estaba concebido para  rodar relajadamente.

10042010385

10042010384

21:22 Posted by Saludos aircoolerizados!!!! in Algemeen | Permalink | Comments (0) |  Facebook |

The comments are closed.